No es el PRI, es la transición democrática

Las señales del pacto PRI- Alfaro-HT

Hoy fue un día de mensajes políticos para deducir en el marco de la elección por Jalisco. Los candidatos mejor posicionados Aristóteles, Guzmán y Alfaro dieron elementos para el análisis. Primero porque desde que inició la campaña nunca sus mensajes, declaraciones y expresiones fueron tan peculiares, y segundo, porque uno comienza a ver cuál será la última apuesta de los jugadores políticos.

Aristóteles declara a los medios que era posible que Enrique Alfaro estuviera ya en segundo lugar en la contienda y con esto devela el pacto entre estos dos políticos y una camarilla de panistas pragmáticos para repartirse el poder en Jalisco, pero permítame desenmarañar este enredo.

En una campaña el puntero no acepta ni por error el crecimiento de su contrincante. Una declaración de estas características podría fortalecer al candidato que se acerca y comprometer la primera posición en las preferencias del electorado porque da al candidato que adelanta en las encuestas el poder de decir que está por alcanzar y el que alcanza gana. Por eso, es fácil asumir que Alfaro no va en segundo y por el contrario, quien se acerca a Aristóteles es en realidad Fernando Guzmán el candidato panista.

Si en verdad Alfaro estuviera en segundo lugar, Aristóteles, que ha demostrado disciplinarse a una estrategia de administración de la ventaja, nunca le daría crédito dado que eso implica que en un mes ha crecido mas de 20 puntos, lo necesario como para, de seguir la tendencia, rebasarlo y ganar en cualquier momento. Lo que en realidad busca Aristóteles con esta declaración, es generar en la opinión pública la percepción de que Fernando Guzmán se está rezagando, que está perdiendo fuerza y cayendo hasta el tercer lugar, lo cual es falso. La lógica de Aristóteles es que a la gente le gusta estar con el que va a ganar o con quien tiene posibilidades de competir en la elección. Si Aristóteles reconoce a Alfaro como el segundo lugar es porque quiere hacer pensar al elector que Fernando Guzmán va rezagándose y será imposible que el panista compita con Aristóteles. La intención es que Alfaro, que viene muy abajo, tan abajo como para no alcanzarlo nunca, parezca estar creciendo y con esto, ganar indecisos y voto útil para debilitar al panista que se acerca ya a Aristóteles, mientras que Alfaro, por más que sume estaría y está, lejos de alcanzarlo.

Fue una estrategia pactada, Aristóteles diría que Alfaro va en segundo para generar la imagen de que Guzmán no levanta y va cayendo. Juntos avalarían la publicación en El Universal de una encuesta que pusiera a Alfaro en segundo lugar y con esto respaldar la declaración de Aristóteles y las pretensiones de Alfaro y, a cambio, Alfaro daría una declaración que favoreciera al candidato priísta y su partido. Justo al medio día de ayer, German Ralis el candidato a Tlaquepaque por el partido Movimiento Ciudadano que también respalda a Alfaro, decía en su cuenta de twitter: “@GermanRalis: Hoy para hacer política hay que pagar las notas a algunos medios…”. Se fue de boca y dio elementos para pensar que la encuesta publicada por el Universal fue una de esas notas pagadas para hacer política. Ya por la tarde y para cerrar la estrategia, Alfaro dice en un foro ante empresarios que “sigue sintiendo cariño por el PRI y que no es malo ser priísta, que lo malo es ser ratero”, dicho que favorece a Aristóteles y su partido.

¿Se da cuenta del pacto? Alfaro sabe que no tiene posibilidades de ser gobernador pero le conviene consolidar un capital político que le de oxigeno cuando menos otros seis años en lo que logra deshacerse de Movimiento Ciudadano y formar su propio partido político: Alianza Ciudadana. Para eso formo hace casi tres años esta agrupación política, para formalizar tarde que temprano un partido político que le responda a él y sólo a él.

Si el juego les resulta, con la ayuda de Alfaro el PRI de sus amores regresaría al gobierno de Jalisco después de 18 años de administraciones panistas y Alfaro tendría suficiente capital político para consolidar una facción que reivindique lo que su familia perdió en términos de poder político tras el desplazamiento que Raúl Padilla le hizo al grupo de los Ramírez Ladewing. Aristóteles y el PRI administrarían la ventaja, posiblemente llegarían al poder y derrotarían al PAN y a su candidato en la elección.

El priísta que lleva dentro

Al fin que Aristóteles y Alfaro son hijos de la misma familia revolucionaria, el intruso en la política local para los grupos de poder es el PAN y particularmente su candidato Fernando Guzmán. Fernando siempre ha representado un serio dolor de cabeza para los grupos que controlan el poder político en Jalisco. Primero en los ochentas como activista social en materia de derechos humanos, particularmente los derechos políticos, organizó duras embestidas contra el viejo régimen que abrieron boquetes tan gordos que ahora se llaman transparencia, rendición de cuentas, plebiscito, referéndum e iniciativa popular. Después, desde el PAN fue un actor importante para la llegada de Alberto Cárdenas y luego, como Secretario General y Diputado, impulsó reformas que permitieron fortalecer las instituciones públicas de Jalisco.

Si revisamos el origen y la trayectoria de Alfaro y Aristóteles nos encontraremos que la única diferencia sustancial tanto en su carrera política como en su experiencia de gobierno es el copete, uno lo tiene engomado y el otro de hueso. Los dos surgieron del Frente Juvenil Revolucionario, son hijos de connotados priístas, ambos fueron regidores por el PRI aunque en diferentes municipios, ambos fueron diputados locales, luego Alcaldes y ahora ambos son candidatos a gobernador. Los han dividido las facciones en las que se alinearon sus padres, que son en verdad sus principales promotores. El de Aristóteles, Leonel Sandoval, se hizo en el grupo más duro y arraigado al priísmo y el de Alfaro, Enrique Alfaro Anguiano, surgió también del PRI tradicional pero terminó aliado con el grupo Universidad que controlaban los Ramírez Ladewing, hoy enemigos de Raúl Padilla López. Pero sin duda, ambos poseen el mismo ADN, son hijos del PRI.

Si alguien tiene coincidencias tan fuertes como para pactar en este proceso electoral por Jalisco esos son Enrique Alfaro y Aristóteles Sandoval. Ellos son hijos de la revolución y la historia de nuestro sistema político nos recuerda que los priístas podrán despedazarse pero jamás se harán daño. Por eso la jugada mediática de Aristóteles, el cariño explícito de Alfaro al PRI y la convicción de debilitar a Guzmán y lo que representa, tiene por objeto borrarlo del mapa político en el estado.

Esta apuesta de Aristóteles y Alfaro sólo confirma que Guzmán y el PAN están acercándose a Aristóteles y poniendo en riesgo lo que el PRI creía era una elección ganada. Guzmán y sus denuncias están poniendo nerviosos al PRI y pactaran con el diablo si es necesario para evitar que su candidato pierda la elección. Confirma que Guzmán y el PAN están creciendo y pronto van a darle la vuelta a esta historia. Por eso no sorprende que Alfaro le haga el juego al PRI y busque dividir al panismo. Que busque a los panistas pragmáticos, compre medios con el favor del PRI y se dedique a sembrar la cizaña. No queda duda, Alfaro pactó para que Aristóteles gane la elección.

La diferencia que marca distancia

Guzmán por su parte, hoy se deslinda de Emilio y confirma que su gobierno será diferente al de Emilio “en todo”, compartiría la visión humanista y los valores, pero es contundente al marcar distancia. Con esto se confirma lo que los editorialistas vienen manejando sobre un grupo de políticos panistas que ven en Guzmán un riesgo para sus intereses y vienen apostando por Alfaro aún cuando esto signifique traicionar a su partido el PAN y a su candidato. Guzmán viene batallando desde la interna panista con este grupo de políticos panistas que operan en medios, siembran duda y presionan a la dirigencia panista para que le de juego a Enrique Alfaro. Sorprendentemente están decididos a entregar el estado a Aristóteles y a Alfaro, como si tras un pacto estos priístas les aseguraran respetar los intereses creados en torno al gobierno y la política. Por eso la declaración de Guzmán es relevante, porque anuncia una manera diferente de asumir el poder en Jalisco, una que no les conviene ni al PRI, ni a Alfaro, ni a estos panistas pragmáticos.

Así las cosas en Jalisco, por eso es importante hacer un esfuerzo por conocer y comprender que no es el PRI, ni el PAN, ni Alfaro y su Partido, es la regresión lo que está en el horizonte, es la vuelta de los poderes fácticos y los pactos políticos donde sólo gana la clase política dominante lo que hace de esta elección una decisión trascendental para el futuro de Jalisco. Sí aceptamos que los intereses de las camarillas se impongan, no nos quejemos después de que la libertad ganada nos ha sido arrebatada para volver al oscuro pasado.

Anuncios

19 comentarios sobre “No es el PRI, es la transición democrática

Agrega el tuyo

  1. hahahaa ahora resulta q guzman es un paladin de la justicia y una victima del sistema… hahahahha concuerdo con Sergio Ramos (aunque falle los penales) esto es una CHAQUETA MENTAL

  2. Totalmente de acuerdo con Francisco.
    Considero esta una estrategia inteligente del PRI. ¿Cuando vas a darle alas al que te viene pisando los talones?
    Al contrario. Como es bien sabido que Alfaro ha logrado captar algunos voto de Fernando, pretenden presentarlo como el “ganador” del segundo lugar, para ser el favorito de entre los que, el votar por el PRI no es opción.

  3. No es bueno, es buenísimo… Fernando va a ganar, solo no hay que dejarse engañar para darle a Alfaro ‘tu voto útil’

  4. Yo lo que puedo decirles es que Guzman es un hombre con experiencia y muy honesto apoyen a los hombres justos, ellos si ven por el pueblo no se dejen llevar por las apariencias ni por el Titere de Padilla que solo va a ver por sus intereses y los de sus amigos.

  5. No digas tarugadas, tu eres el que confunde a la gente, Alfaro ya está por encima de Aristoteles, según encuestas del mismísimo PRI, (quien dicho sea de paso jamas dirá que va segundo) las cuales no salen en los periódico, deja de creerle a milenio.

  6. Y comienza a ponerse fuerte la guerra sucia en contra de Alfaro, señal del miedo que le tienen a este movimiento ciudadano que va creciendo

    1. El PAN nunca a ganado una encuesta, siempre viene de atrás, la única encuesta real es la del primero de Julio. No hay duda que la experiencia, honestidad, congruencia y la verdad ganará. De los candidatos el único que reúne estas cualidades es Fernando Guzmán. Analiza y razona tu voto, no te dejes llevar, por encuestas o comentarios sin fundamento. Buen día!!!

  7. mmm… creo que vives en la dimensión desconocida o estas muuuy drogado, o simplemente te pago o Aris te esta dando… es simple estas practicando la clásica política Priista, promover la desinformación y la duda, que lástima que te prestes a estos ancestrales y nefastos trucos políticos, pero buen día, que tengas suerte con tus mentiras, la necesitaras. 🙂

  8. El PAN está debajo de Alfaro con o sin estrategia imaginaria que te sacaste de la manga, no se necesitan encuestas para ver eso, Jalisco está harto del partido en el poder, el que nos ha costado mentadas de madre, borrachazos, deudas inútiles, contaminación ambiental desproporcionada, cinismo, violencia y privilegios a algunos sectores de por sí privilegiados de más en el estado (por ejemplo Iglesia y sector privado), el único voto que conserva el PAN es su voto duro, aquellos que lo votarían sin importar todo lo que ya mencioné antes. Ya se vio con los votos de castigo que le dieron en 2009, por eso las tendencias favorecen al PRI, Alfaro podría alcanzarlos, o podría no ya que al parecer hay una amplia diferencia, pero el PAN ya no tiene votos qué ganar, sólo votos para perder, acéptalo. Vota por tu PAN, al final verás quién realmente estaba arriba de quién.

  9. Hace poco que leo tu blog y me parece que realmente desenmascaras a esa mentira que es Alfaro, ojalá Dios quiere que ni el ni su clon copetudo lleguen al poder, realmente Jalisco es un estado demasiado próspero para que estos dos lo echen a perder

  10. Fernando Guzman es buen candidato y tiene experiencia, siempre he votado por el pan, pero definitivamente cometieron un error al no poner a Petersen Farah. Que lastima que algunos en el pan lo vean como traicion, pero puedo asegurar que hay mucha gente que apoyaba a Petersen y que ahora estan con Alfaro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: