El Modelo de Desarrollo de Aristóteles, un reconocimiento a la regionalización emprendida por los panistas

Imagen

El Modelo de Desarrollo para Jalisco que presentó el candidato del PRI al Gobierno de Jalisco Aristóteles Sandoval en la CANACO y que dijo fue el fruto de las propuestas de 200 académicos de distintas universidades resultó ser al final un reconocimiento a lo que desde hace casi 20 años iniciaron los gobiernos panistas en Jalisco. Basado en la teoría del desarrollo endógeno, una perspectiva que privilegia la experiencia local para el desarrollo y que fomenta la participación de diversos sectores en el desarrollo local para desde lo local incidir en el crecimiento global, en la práctica, es el regionalismo iniciado por Alberto Cárdenas cuando el PAN llegó al Gobierno de Jalisco.

Resulta que Aristóteles, con la parafernalia y fastuosidad que les gusta a los priistas, lanzó su propuesta de desarrollo haciendo un refrito de la regionalización que hoy rige la política pública en el estado y no presentó nada nuevo en su propuesta de gobierno, es por tanto, un reconocimiento al camino que inició el PAN hace 20 años:

Pero permítame señalar las similitudes (Tomado de su página oficial http://aristoteles.mx/noticias/arist-teles-sandoval-presenta-su-programa-de-desarrollo-para-jalisco ):

“Aristóteles Sandoval, habló de la generación de 13 Nodos de Desarrollo Endógeno Regional, donde se definen lugares específicos para la descentralización y desconcentración, esto a efecto de lograr, más allá de un mejor funcionamiento gubernamental, un equilibrio territorial que lleve bienestar a todas y a todos los jaliscienses, por el simple hecho de serlo.”

El programa de regionalización impulsado por el entonces gobernador de Jalisco Alberto Cárdenas Jiménez dividió al estado y sus 124 municipios en 12 regiones con objeto de mitigar el desarrollo desigual entre las regiones, construir procesos integrales de desarrollo regional, desconcentrar y descentralizar las entidades de las administración pública estatal, entre otras cosas. Si ponemos atención la única novedad es que ya no serán 12 sino 13 regiones y es que como no podían ser exactamente iguales pues Aristóteles dividió la región 12 (centro) en dos, nada más para que sonara un tanto diferente.

Aristóteles dijo en su presentación que se requiere de cuatro componentes indispensables:

“1.- Fuerte impulso a la Densidad Institucional, entendida como la presencia física de las dependencias del gobierno en todo el Estado…

2.- El Desarrollo de la Innovación y la Difusión de Conocimiento…

3.- Organización flexible de la producción, cuya base debe ser la organización del sistema productivo local que impulsen economías externas e internas…

4.- Todo lo anterior tiene una concreción en el desarrollo urbano territorial, pero bajo paradigmas sustentables de desenvolvimiento territorial, con nuevas tecnologías”.

En la regionalización emprendida por gobiernos panistas se establecieron en aquel entonces en el seno del COPLADE (Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado) 12 subcomités de regionalización en igual número de regiones del estado, que funcionaban con objeto de asegurar la consolidación de carteras regionales de proyectos, que es en otras palabras el componente 2 en la propuesta priista “desarrollo de la innovación y la difusión del conocimiento”, que además debían conducir el esfuerzo integral participativo y estratégico del desarrollo regional, en otras palabras lo que establecen los componentes 2, 3 y 4 de la propuesta de Aristóteles y finalmente asegurar la descentralización de la administración pública, o la “densidad institucional” como le llama Aristóteles. Se da cuenta de la similitud del modelo que presenta el priísta.

El priista señaló 3 procesos básicos para consolidar su modelo:

“1.- La gestión del conocimiento regional, que se convierte en el eje del proceso de aprendizaje colectivo regional, como elemento dinamizador de los procesos de innovación y de cambios de conductas regionales.

2.- La planificación y seguimiento del desarrollo, este proceso comprende tres sub procesos

3.- El desarrollo de la institucionalidad, que significa investigar y desarrollar las competencias socio-institucionales, con el fin de fortalecer la institucionalidad regional y las relaciones Estado-Sociedad”

Cómo le explico de nuevo, a partir de la regionalización de Alberto Cárdenas, tanto Francisco Ramírez como Emilio González, gobernadores panistas todos, dieron continuidad a la política pública con visión regional. Alberto y Paco Ramírez lo hicieron a través del COPLADE donde a través de comités regionales se gestionaba el conocimiento para la innovación, ahí están los portafolios de proyectos regionales, se planificaba y daba seguimiento a través de estos comités a lo planeado regionalmente en estas mesas donde participaban diversos sectores de la sociedad: empresarios, líderes sociales, presidentes municipales, iglesias, etc., y el FONDEREG, un fondo con presupuesto estatal que apunta a inversiones con visión de desarrollo regional que sigue vigente.

Con Emilio González se refresca el modelo de regionalización para fortalecerlo a través de dos instrumentos que cumplen la misma función, la Secretaría de Planeación, que administra el conocimiento estatal y regional, da seguimiento a la planeación y fortalece la institucionalidad para la innovación en el ejercicio gubernamental, de hecho hay que decir que el sistema de información y seguimiento de indicadores y proyectos del Gobierno de Jalisco no existe como tal en otros estados del país. Por otro lado la Gran Alianza por Jalisco que absorbió las tareas de COPLADE en términos de participación ciudadana y crea mesas regionales y temáticas para la discusión de asuntos públicos y sociales, ciudadaniza presupuestos y fomenta la participación de diversos sectores de la sociedad en el seguimiento y fortalecimiento del Plan de Desarrollo y el Plan Institucional del Gobierno de Jalisco.

Que no le vayan a tomar el pelo con presentaciones fastuosas, el dichoso “Modelo para el Desarrollo” de Aristóteles es prácticamente la validación de lo que inició Alberto Cárdenas como modelo para el desarrollo de Jalisco y continuaron y fortalecieron Francisco Ramírez y Emilio González. Si como dice el priista “hagamos el cambio” pues por qué entonces seguir la misma ruta, señal que el camino que desde hace casi 20 años emprendimos fue el indicado.

Aristóteles y Alfaro hicieron mediáticas presentaciones de propuestas, en ambas experiencias, sin darse cuenta, terminaron reconociendo que lo que se ha hecho en Jalisco va en el camino correcto, sus supuestos modelos para hacer las cosas distintas son exactamente las mismas iniciativas con las que los gobiernos panistas han gobernado, eso sí, para cambiar el nombre de las políticas públicas panistas son muy buenos, pero nada nuevo en su contenido.

Como le decía ayer, esto no se entiende más que una de dos, o Aristóteles y Alfaro saben que la ruta que emprendieron los gobiernos panistas es correcta pero les cuesta reconocerlo, o no tienen la capacidad para presentar algo diferente con que gobernar. Estemos atentos porque Aristóteles y Alfaro nos quieren tomar por estúpidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: