La débil propuesta educativa de Enrique Alfaro

Imagen

Foto: EL INFORMADOR

Para quien se jacta de ser el hijo de un ex rector de la Universidad de Guadalajara y quien presume a tener a varios especialistas y académicos en su equipo, su propuesta en materia de educación es realmente pobre, superficial y populista. Honestamente esperaba más del atrevido (sus seguidores así lo denominan) Alfaro que le ha ladrado a uno de los dueños de la educación pública en el estado, Raúl Padilla López.

Me parece pobre porque no aporta nada nuevo ni trascendente a la problemática educativa del estado, por eso lo invito a desmenuzar uno a uno de los seis planteamientos que hizo esta mañana:

1.- Creación de la Universidad de Jalisco a través de la reestructuración de las instituciones de educación media superior y superior del Gobierno de Jalisco…

En síntesis, plantea cambiar el nombre del sistema de educación superior y media superior (preparatorias y licenciaturas e ingenierias) que ofrece el Gobierno de Jalisco actualmente. Es decir, los Institutos Tecnológicos, el Politécnico, el COBAEJ y el CECYTEJ y otras instituciones creadas en su mayoría desde la llegada del PAN a Jalisco con Alberto Cárdenas y fortalecidas con Francisco Ramírez y Emilio González tendrán un solo nombre “Universidad de Jalisco”, nada más. En otras palabras, vamos por buen camino pero el nombre no le gusta.

2.- Programa de Uniformes, Zapatos y Útiles escolares para todos los alumnos de pre-escolar y primaria de Jalisco…

Alfaro pretende, como lo hizo en Tlajomulco, que al regalar más de 350 millones de pesos en cuadernillos, zapatitos y ropita se mejore en automático la educación básica. Discúlpenme pero un uniforme y un cuaderno gratuito no genera en automático mejor desempeño en el estudiante. Es una medida populista y sin impacto real en el sistema educativo.

3.- Becas para todos los alumnos de preparatorias públicas con un apoyo de entre 400 y 600 pesos mensuales…

Un refrito de las becas implementadas por Emilio González cuando fue presidente municipal de Guadalajara y ahora gobernador de Jalisco. Actualmente muchos estudiantes obtienen apoyos económicos que van de 300 a 1000 pesos a través del programa Becas Llega. Además, los recursos serían extraordinariamente altos, si actualmente según datos de la SEP la matricula de educación media superior alcanza los 258,000 alumnos en números cerrados, estamos hablando de un presupuesto para este programa de mas de 100 millones de pesos anuales, siga sumando lo que nos va a costar el populismo de Alfaro.

4.- El Secretario de Educación, después de casi 20 años, volverá a ser un profesor normalista…

Recuerda usted a los normalistas de Atequiza y sus inumerables manifestaciones. O su renuencia a concursar una plaza en el magisterio. Claro, no todos los normalistas son rijosos pero la pregunta es: ¿Un normalista garantiza grandes avances en la SEJ? Creo que no, normalistas o no, el SNTE mantiene un férreo control sobre el magisterio, el problema no tiene que ver con la procedencia del secretario en turno sino con la irresponsabilidad compartida de padres de familia, autoridades y maestros. La Alianza por Calidad que emprendió el Gobierno Federal es un primer avance pero debemos seguir caminando en este rumbo. Quién cree que esta detrás de esta propuesta, la FEG quien apoya a Alfaro a través del Partido del Trabajo y uno de los pocos espacios que mantiene controlados es la Normal de Jalisco, para ellos estaría reservada la SEJ; esa parece ser la manera de encubrir su compromiso.

5.- Gestionar el incremento del presupuesto de la UdeG para que pase de 16,000 a 25,000 pesos por alumno, como en el resto del país, siempre y cuando, en pleno respeto de la autonomía universitaria, se garantice la transparencia en la aplicación de los recursos y se evite el uso discrecional y político del dinero de la Universidad…

Debo confesarle que esta de pronto me hizo dudar entre si era una bandera blanca de Alfaro a Padilla (porque es verdad que la renuncia al PRD a Alfaro le costo al menos 8 puntos que lo dejaron rezagado) o una vacilada monumental. Primero porque condiciona aumentar recursos a la universidad de Guadalajara a la transparencia, si pregunta usted a los que controlan la universidad le dirán que hoy como ayer “cumplen” con lo que dice la ley en la materia y que además es una de las universidades más transparentes del país, entonces creo que por ahora no habrá acuerdo y por tanto no habrá recursos. Luego, Alfaro plantea aumentar la inversión por alumno de 16 a 25 mil, no necesariamente incrementar la matrícula sino pagarle más a la universidad por cada alumno matriculado. Para rematar, no lo asegura porque solamente promete que va a “gestionar”, déjeme decirle que todos los años, de todos los partidos y en todos los estados los gobernadores salen a gestionar a la cámara de diputados recursos federales, pero una gestión es eso, una petición, una solicitud, un estirar la mano, nada nos garantiza que obtenga el recurso. Esa es la propuesta, mandar un oficio, si nos dan bueno, si no pues él ya cumplió.

6.- Consolidar un sistema de evaluación docente transparente, justo y eficaz. Se debe romper con el esquema de cursos y seminarios que hacen ganar puntos, para transitar hacia un esquema que premie la seriedad, el desempeño, la puntualidad, el compromiso y la calidad de los docentes, con la finalidad de mejorar el nivel académico de los alumnos…

Lo que no se mide no se puede mejorar ciertamente, sin embargo, se imagina usted la cantidad de indicadores que existen para los maestros en Jalisco y en el país, seguramente los hay y muchos. El problema no es el sistema de medición, estoy seguro que tenemos muchas herramientas y además que son muy buenas, el problema es la corrupción que impera en el sistema, la manera en que los maestros y su sindicato (SNTE) administran sus privilegios, la impunidad que existe en el gremio hace imposible que cualquier sistema, que premie lo que fuere, mejore la calidad educativa. No es el sistema ni lo que se evalúa, es la impunidad de un sector corrupto e impune por la displicencia de padres de familia y autoridades. Además, lo que propone evaluar de pronto suena tan subjetivo que ya lo quiero ver diciéndole a un maestro que tiene menos compromiso que otros, o que es menos serio que sus compañeros ¿qué no se supone que todos son muy serios y comprometidos? Este sistema no tiene futuro, suena que va a ser uno más.

Ahí están las seis propuestas de Alfaro para resolver el caos educativo, no soportan cualquier crítica seria, son en su mayoría refritos de acciones impulsadas por gobiernos panistas. La Universidad de Jalisco no supone una nueva universidad sino homologar el nombre de todo el sistema de educación media superior que administra el Ejecutivo, las becas ya son un apoyo que también otorga el Gobierno del Estado, la gestión de recursos para la UdeG la hacen autoridades estatales, diputados y universitarios cada año, además subir el presupuesto por alumno a la Universidad de Guadalajara no implica crecer la oferta de espacios y de los cuadernitos y zapatitos gratis ni le digo, no son determinantes en el desempeño ni del sistema educativo ni de los alumnos, son en todo caso, un subsidio populista e inútil.

Le confieso que esperaba más, pero nos dejo una propuesta superficial, de risa, que no va a cambiar la historia y es que una de dos, o está reconociendo que lo hecho en los últimos 20 años por los gobiernos panistas va por buen camino y debe fortalecerse o de plano, no le da para más a Enriquito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: