“Si se pierde Jalisco, se pierde la República”… una vez más

Jalisco es uno de los cuatro estados del país que históricamente más votos aportan en la elección de Presidente de la República. Es también una de las tres entidades del país que más votos aportan al Partido Acción Nacional (PAN), por eso, Jalisco se convierte junto con el Estado de México y el Distrito Federal, en uno de los estados clave en la definición de los resultados electorales en el 2012.

El estado azul

Jalisco es sin duda el estado que definirá la elección a la presidencia de la república. Si revisamos los resultados de las elecciones federales de 1994, 2000 y 2006, nos daremos cuenta de la importancia que ésta entidad tiene en el mapa estratégico de los candidatos a presidente, no sólo en el de la panista Josefina Vázquez Mota, sino en los de Peña Nieto y López Obrador.

En el 2000, Jalisco fue el tercer estado del país que más votos azules aportó a la elección de Vicente Fox. En el 2006, solo debajo del Estado de México (1.7 millones) y por encima del Distrito Federal (1.3 millones), Jalisco aportó casi un millón y medio de votos a Felipe Calderón. Esto es relevante si consideramos que el Estado de México y el Distrito Federal tienen más de 9 y 7 millones de electores respectivamente y en Jalisco el listado nominal de electores es de poco más de 4.5 millones, considerablemente menor.

Ésta estadística pone a Jalisco en la mira de todos los equipos de campaña, si el PAN pierde votos en Jalisco seguramente perderá la elección del 2012. Eso lo saben muy bien los equipos de Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, los votos robados al PAN en Jalisco valen oro. Restar a Josefina en Jalisco es asunto obligado para cualquier estrategia electoral.

Por lo tanto, Jalisco es para Josefina tan valioso como para Peña Nieto lo es Estado de México y para López Obrador el Distrito Federal. Cada candidato tiene su casa, y según los números, la casa de Josefina es Jalisco. Así de simple, el activo electoral más importante del país para la candidata del PAN está en Jalisco. De ahí que los candidatos presidenciales del PRI y PRD arranquen su campaña electoral en Guadalajara, la capital del estado que más votos le da al PAN.

Vamos por Jalisco

El mensaje es claro y directo, Enrique Peña Nieto y López Obrador vienen a Guadalajara a robarle votos al PAN. Su presencia en Guadalajara no se explica de otra forma, entienden la importancia que este estado tiene para el PAN,  si algo logran mermar al voto azul jalisciense, pondrán en serios aprietos a Josefina Vázquez Mota. Por eso, Peña Nieto y López Obrador prácticamente arrancan campaña en Jalisco, por su importancia estratégica en la elección, por ser el bastión azul cuantitativa y electoralmente más importante del país.

Parafraseando la advertencia que hizo Ignacio L. Vallarta a Benito Juárez García en el siglo XIX, Aristóteles Sandoval Díaz, hoy candidato del PRI al gobierno de Jalisco, decía en marzo de 2010: “Si se pierde Jalisco, se pierde la República”. Ésta alerta retumba más que nunca en los oídos de Peña Nieto y López Obrador, no perder un solo voto y robarle votos al panismo jalisciense significa hoy llegar a la presidencia. Coincidentemente, una vez más la clave de ésta elección presidencial es Jalisco, así de simple; la consolidación de nuestra transición política tiene su cita más importante en este estado, de eso no hay lugar a dudas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: